Working...
This site is intended for US Consumers

Health Journey Support | Complicaciones de la diabetes: seguimiento y control de su enfermedad

Si tiene diabetes, sus niveles de glucosa en sangre (azúcar en la sangre) son demasiado altos. Con el tiempo, esto puede causar problemas con los riñones, el corazón, los ojos, los nervios y los pies. Este folleto le ayudará a explicar algunos de los problemas que puede tener (o no) con diabetes.

Keyword must be at least 2 characters long You must enter a keyword(s) to search

If you are a health care professional affiliated with an employer, institution, or committee, or practicing in a state that restricts what items you may receive from manufacturers, we ask that you not accept or download any restricted items from this site. If you are a health care provider practicing in Vermont, we are required by state law to deny you permission to download any items or review any journal articles made available on this site.

Select language for viewing, sharing, and downloading

PARA PACIENTES

Complications Of Diabetes Tracking Management Br Es

Complicaciones de la diabetes: seguimiento y control de su enfermedad

Si tiene diabetes, sus niveles de glucosa en sangre (azúcar en sangre) son demasiado altos. Con el tiempo, esto puede causar problemas con los riñones, el corazón, los ojos, los nervios y los pies. Pueden presentarse otros problemas con la piel, los dientes, la digestión y el rendimiento sexual.

La buena noticia es que puede controlar muchos de estos problemas. Comer sano, hacer ejercicio en forma regular, y controlar la glucosa en sangre, la presión arterial y los niveles de colesterol son todos pasos importantes para mantenerse sano.

Este folleto ayudará a explicar algunos de los problemas que usted podría tener (o no) con la diabetes.

¿En qué modo la diabetes afecta la salud de mi corazón?

Las personas con diabetes a menudo son obesas, tienen colesterol alto o presión arterial alta. Si tiene una combinación de cualquiera de estas afecciones, puede tener un mayor riesgo de padecer ataque cardíaco y accidente cerebrovascular que las personas que no tienen diabetes.

Para ayudar a controlar la salud de su corazón, usted deberá:

  • Comer los alimentos adecuados
  • Hacer ejercicio con regularidad
  • Dejar de fumar
  • Controlar sus niveles de glucosa en sangre, presión arterial y colesterol

Trabajar con un nutricionista puede ayudar a que usted elija una dieta saludable. Si tiene sobrepeso, también puede hablar con un nutricionista para perder peso de forma segura. También puede obtener recomendaciones para actividades físicas que sean adecuadas para usted. Además, si fuma, debe dejar de hacerlo.

Las siguientes pruebas son importantes para las personas con diabetes:

  • A1C, al menos dos veces al año
  • Colesterol, al menos una vez al año
  • Presión arterial, en cada visita al médico

Si su médico le receta medicamentos, asegúrese de tomarlos como se los recetó.

¿Qué efecto tiene la diabetes sobre mis riñones?

El trabajo de los riñones es filtrar los residuos. Cuando los riñones están dañados y no pueden funcionar adecuadamente, los residuos se acumulan en el torrente sanguíneo. Cuando se produce una insuficiencia renal, la sangre debe filtrarse a través de una máquina varias veces a la semana; esto se denomina diálisis. En los casos más graves, puede necesitar un trasplante de riñón.

En las personas con diabetes, la nefropatía ocurre lenta y silenciosamente. Es posible que ni siquiera sepa que existe un problema con sus riñones hasta que algo sale mal. Sin embargo, hay muchas cosas que se pueden hacer para ayudar a controlar posibles problemas renales.

Es importante controlar su glucosa en sangre y mantener su presión arterial bajo control. También es importante que se analice su sangre y orina cada año para detectar problemas renales. Su médico puede realizar pruebas para ver qué tan bien están funcionando sus riñones.

Si desarrolla orina turbia o con sangre, experimenta dolor o una sensación de ardor al orinar, o tiene una necesidad urgente de orinar con frecuencia, es posible que tenga una infección de la vejiga o los riñones. Otros síntomas de infección de la vejiga o los riñones incluyen dolor de espalda, escalofríos o fiebre.

¿De qué manera la diabetes afecta mi visión?

En las personas con diabetes, el nivel alto de glucosa en sangre y la presión arterial alta pueden hacer que pequeños vasos sanguíneos se hinchen. Los vasos sanguíneos filtran líquido en los ojos, lo que provoca visión borrosa; en ocasiones, esta filtración puede causar ceguera. Otras enfermedades oculares que es más probable que se produzcan en las personas con diabetes son cataratas y glaucoma.

Tratar los problemas oculares a tiempo puede ayudar a salvar su vista. Realícese un examen de ojo dilatado con un oftalmólogo al menos una vez al año. El médico buscará signos de cataratas o glaucoma. Es importante controlar sus ojos, debido a que puede desarrollarse la enfermedad ocular diabética.

Los síntomas de la enfermedad ocular incluyen:

  • Dificultad para leer
  • Visión borrosa
  • Ver anillos alrededor de las luces o manchas oscuras
  • Destellos de luz

Informe a su equipo de atención médica o a su oculista sobre cualquier cambio en la visión.

¿Qué sucede con el daño nervioso y las infecciones? ¿Pueden dar lugar a la amputación?

La diabetes a largo plazo puede dañar los vasos sanguíneos y los nervios. Como resultado, pueden aparecer entumecimiento, dolor y debilidad en las manos, los brazos, los pies y las piernas. Se estima que el 50 % de las personas con diabetes tienen alguna forma de neuropatía, término médico para daño en el sistema nervioso.

El daño nervioso puede deformar los pies. También puede provocar ampollas, llagas o úlceras en las extremidades. La mala circulación puede hacer que estas lesiones cicatricen con lentitud. Una llaga o úlcera que no cicatriza o se infecta puede conducir a una amputación del dedo del pie, el pie o la pierna.

Cuídese bien los pies. Visite a su médico para que se los examine, al menos, 4 veces al año. Es necesario que se los revisen para detectar daño en los nervios, al menos, una vez al año.

Cosas que puede hacer para ayudar a tener pies sanos:

  • Controle si hay cortes, grietas, llagas, manchas rojas, inflamación, uñas infectadas, astillas, ampollas y callos en los pies todos los días. Llame a su médico si algún corte o infección no cicatriza después de 1 día
  • Pregunte a su médico o podólogo (médico del pie) cómo cuidarse los callos, si tiene alguno
  • Lávese los pies con agua tibia (no caliente) y séquelos bien
  • Córtese las uñas de los pies (pero no demasiado cortas) según sea necesario. Las uñas de los pies se deben cortar cuando están blandas después del lavado y los bordes deben limarse con una lima de uñas
  • Frótese crema en la parte de arriba y de abajo de los pies, pero no entre los dedos, para evitar que se agrieten y resequen
  • Utilice calzado que le quede bien. Comience a usar sus zapatos nuevos lentamente
  • Use calcetines o medias para proteger sus pies de ampollas y úlceras
  • Use calcetines limpios, ligeramente acolchados que se ajusten bien
  • Evite caminar descalzo porque es fácil pisar algo que podría lastimarlo, siempre use zapatos o pantuflas
  • Proteja sus pies de las temperaturas extremas (calor y frío)
  • Al sentarse, mantenga los pies elevados para permitir que la sangre circule; mueva los dedos y los tobillos durante algunos minutos
  • No fume. El tabaquismo reduce el flujo de sangre hacia los pies

Recuerde siempre mantener bajo control sus niveles de azúcar en sangre, presión arterial y colesterol. Comer alimentos sanos, mantenerse activo y tomar sus medicamentos para la diabetes lo ayudará a prevenir o demorar las complicaciones.

Para conocer recursos adicionales, consulte con su administrador de atención.