Working...
This site is intended for US Consumers

Health Journey Support | Cómo manejar sus sentimientos

El cáncer y el tratamiento pueden afectar mucho su cuerpo. También pueden afectar sus pensamientosrny sentimientos. Este folleto describe algunos de los sentimientos que puede tener y algunas formas de ayudarlo a lidiar con ellos.

Keyword must be at least 2 characters long You must enter a keyword(s) to search

If you are a health care professional affiliated with an employer, institution, or committee, or practicing in a state that restricts what items you may receive from manufacturers, we ask that you not accept or download any restricted items from this site. If you are a health care provider practicing in Vermont, we are required by state law to deny you permission to download any items or review any journal articles made available on this site.

Select language for viewing, sharing, and downloading
Dealing With Your Feelings Br Es

Cómo manejar sus sentimientos

El cáncer y el tratamiento pueden afectar mucho su cuerpo. También pueden afectar sus pensamientos y sentimientos. Algunas personas con cáncer hacen lo siguiente:

  • Sienten que deben ser fuertes y proteger a sus seres queridos.
  • Obtienen ayuda de amigos, de la familia, de otros pacientes con cáncer o de asesores.
  • Recurren a su fe como ayuda para seguir adelante.

Usted debe decidir qué es lo mejor en su caso. Intente no compararse con los demás.

Muchos sentimientos

Estos son algunos sentimientos que puede tener:

Sentirse abrumado. Cuando se tiene cáncer, las rutinas cambian. Es posible que escuche términos médicos que no entienda. Es normal sentirse impotente o confundido en ocasiones.

Negación. Es un sentimiento de incredulidad. Significa que tiene dificultades para aceptar que tiene cáncer. La negación no siempre es un sentimiento negativo. Puede ser una forma de darse tiempo para adaptarse. Pero si la negación se prolonga demasiado, es posible que no obtenga el tratamiento que necesita.

Enojo. La mayoría de las personas con cáncer sienten enojo por momentos. Preguntarse "¿Por qué a mí?" es normal. Es posible que se enoje con el cáncer, con usted mismo o con otras personas. Pero el enojo puede inspirarlo a entrar en acción. Hablar sobre su enojo puede ayudarlo a controlarlo.

Temor y preocupación. El cáncer puede ser aterrador. Es normal preocuparse por lo siguiente:

  • Sentir dolor debido al cáncer o al tratamiento.
  • Sentirse demasiado enfermo para hacer lo que le gusta.
  • Verse diferente luego del tratamiento.
  • No poder cuidar de su familia.
  • No poder pagar facturas o mantener su trabajo.
  • Morir.

Esperanza. Algunas personas se sienten esperanzadas cuando aceptan que tienen cáncer. Hay buenas razones para tener esperanza. Millones de personas viven con cáncer. Las posibilidades de sobrevivir son mejores que nunca. Una perspectiva más optimista puede incluso ayudarlo a sentirse mejor físicamente.

Ansiedad y estrés. Manejar el estrés puede ser difícil. La ansiedad puede provocar un ritmo cardíaco rápido, dolores de cabeza o malestar estomacal. Es posible que tenga temblores o problemas para dormir. Prestar atención a estos sentimientos puede ayudarle a sobrellevarlos.

Tristeza. Es normal sentirse triste, incluso después del tratamiento. Si los sentimientos de tristeza o cansancio siguen empeorando, es posible que tenga depresión. Hable con su equipo de atención si se siente deprimido durante más de 2 semanas.

Culpa. Es posible que sienta que es una carga o que se culpe a sí mismo por causar preocupación a sus seres queridos. Eso también es normal. A veces, los pacientes se sienten culpables por envidiar a las personas sanas. Otros podrían sentir que sus elecciones provocaron el cáncer.

Soledad. Es posible que a los demás les resulte difícil comprender lo que usted atraviesa como sobreviviente de cáncer. Esto puede hacer que se sienta solo. Es posible que necesite quedarse en casa en lugar de reunirse con amigos, con su familia o con sus compañeros de trabajo. Incluso después del tratamiento, algunas personas extrañan el apoyo recibido de su equipo de atención.

Gratitud. El cáncer puede ser una "llamada de atención" para estar agradecido por lo que tiene. Podría centrarse más en las pequeñas cosas. Algunas personas con cáncer deciden visitar lugares nuevos, terminar proyectos antiguos o mejorar sus relaciones.

Modos de sobrellevar los sentimientos

Su equipo de atención es una gran fuente de apoyo. Estos son otros modos en los que puede sobrellevar sus sentimientos:

  • Hable con alguien. Hablar sobre su enojo, temor o tristeza puede ser muy útil. Algunos pacientes recurren a un amigo o integrante de la familia. Puede ser más fácil hablar con otro sobreviviente de cáncer. O podría hablar con un asesor. Si decide no hablar con nadie, en su lugar puede escribir sobre sus sentimientos.
  • Busque el lado positivo. Centrarse en las cosas buenas en lugar de preocuparse puede ayudarlo a sentirse mejor. Esto puede requerir algo de práctica, pero con el tiempo puede entrenar al cerebro para que sea más optimista y positivo.
  • Evite culparse. En ocasiones, es posible que piense que contrajo cáncer debido a algo que hizo o que no hizo. Recuerde que cualquier persona puede desarrollar cáncer.
  • Sea sincero. No es necesario que pretenda estar animado si se siente mal. Dese la libertad de tener un mal día de vez en cuando.
  • Encuentre formas de relajarse. Tómese un tiempo para hacer las cosas que lo ayudan a relajarse. Podría probar la meditación o la visualización guiada para centrar la mente en imágenes y sensaciones relajantes. A veces, con la ayuda de un enfermero educador, puede escuchar grabaciones con música suave, sonidos de la naturaleza y/o la voz de alguien que sugiere formas de que los oyentes se relajen.
  • Manténgase activo. Salir al aire libre y hacer alguna actividad física puede distraerlo del estrés ocasionado por el cáncer. El yoga suave o los estiramientos también pueden ayudar.
  • Busque actividades que disfrute. Entreténgase con algún pasatiempo, como carpintería o fotografía. Pruebe ver un nuevo deporte. Considere realizar una actividad creativa, como música o dibujo.
  • Observe lo que sí pueden controlar. Es inevitable que tenga pensamientos de temor, pero trate de no detenerse a pensar en ellos. Hay cosas que sí puede controlar, como ser un colaborador activo en su plan de tratamiento y acudir a las citas.

¡Recuerde que no tiene que pasar por esto solo!