Working...
This site is intended for US Consumers

Health Journey Support | Vivir con cáncer

El tratamiento del cáncer puede afectar el modo en que su cuerpo obtiene los nutrientes de los alimentos y pueden provocar fatiga o agotamiento. Este folleto proporciona algunos objetivos a los que debe aspirar mientras trabaja con su equipo de atención para controlar su dieta y ejercicio durante el tratamiento.

Keyword must be at least 2 characters long You must enter a keyword(s) to search

If you are a health care professional affiliated with an employer, institution, or committee, or practicing in a state that restricts what items you may receive from manufacturers, we ask that you not accept or download any restricted items from this site. If you are a health care provider practicing in Vermont, we are required by state law to deny you permission to download any items or review any journal articles made available on this site.

Select language for viewing, sharing, and downloading
Living With Cancer Br

Vivir con cáncer

Durante el tratamiento: alimentos

El tratamiento del cáncer puede afectar el modo en que su cuerpo obtiene los nutrientes de los alimentos. Su cuerpo necesita estos nutrientes para mantenerse fuerte mientras lucha contra la enfermedad. Estos son algunos objetivos a los que debe apuntar mientras trabaja con su equipo de atención para controlar su dieta durante el tratamiento:

  • Asegurarse de obtener suficientes nutrientes y calorías de los alimentos
  • Mantener un peso saludable
  • Evitar perder masa muscular
  • Pedir ayuda para afrontar estos efectos secundarios:
    • Disminución del apetito
    • Molestias en la boca
    • Dificultad para tragar

Expertos en alimentos Un dietista registrado puede unirse a su equipo de atención para ayudarlo a alcanzar estos objetivos. Si no está obteniendo suficientes nutrientes, es posible que necesite consumir una dieta rica en proteínas o calorías. Asegúrese de analizar con su médico las vitaminas o los minerales con los que complementa su dieta. Estos pueden afectar su tratamiento.

Infecciones El tratamiento del cáncer puede dificultar la lucha contra las infecciones. Lávese las manos antes de tocar los alimentos. Elija miel, leche y jugo de frutas pasteurizados en lugar de versiones sin procesar.

Durante el tratamiento: ejercicio

El ejercicio es una forma segura de afrontar el estrés y mantenerse fuerte. Sin embargo, su médico puede controlar sus efectos secundarios antes de recomendarle que haga ejercicio. Antes de comenzar una nueva rutina de ejercicios, analícela con su equipo de atención.

La mayoría de los tratamientos contra el cáncer pueden provocar fatiga o agotamiento. El ejercicio puede ayudar. También puede controlar el cansancio si hace lo siguiente:

  • Procure obtener aire fresco
  • Mantenga las cosas al alcance de la mano para ahorrar energía
  • Mantenga una dieta equilibrada y beba agua potable
  • Controle los síntomas. Sea proactivo para encontrar formas de aliviar o controlar los síntomas. Solicite ayuda a su equipo de atención si tiene problemas
  • Pida ayuda cuando la necesite. Por ejemplo, si se siente exhausto, hable con su equipo de atención. El agotamiento puede ser un signo de recuento bajo células sanguíneas

Después del tratamiento

Incluso si su tratamiento funciona realmente bien y ya no tiene cáncer, puede seguir teniendo efectos secundarios persistentes. Estos pueden durar mucho tiempo después de terminar el tratamiento. Utilice las mismas estrategias que lo ayudaron a controlar los efectos secundarios mientras recibía el tratamiento. Recuerde mantener un peso saludable, hacer ejercicio y comer alimentos saludables de origen vegetal.

Si tiene cáncer avanzado

Si está afrontando cáncer avanzado, continúe trabajando estrechamente con su equipo de atención ya que este puede ayudarlo a controlar la fatiga, los cambios intestinales, la disminución del apetito o la pérdida de sentido del gusto. El ejercicio puede ayudar, pero primero consulte con sus proveedores de atención médica.