Working...
This site is intended for US Consumers

Health Journey Support | Atención para el cuidador

La EPOC y el asma son enfermedades crónicas graves y el cuidado de alguien con estas enfermedades puede, con el tiempo, comenzar a hacerte sentir agotado. Este folleto enumera algunas sugerencias sobre cómo los cuidadores pueden cuidarse a sí mismos para mantener una sensación de bienestar.

Keyword must be at least 2 characters long You must enter a keyword(s) to search

If you are a health care professional affiliated with an employer, institution, or committee, or practicing in a state that restricts what items you may receive from manufacturers, we ask that you not accept or download any restricted items from this site. If you are a health care provider practicing in Vermont, we are required by state law to deny you permission to download any items or review any journal articles made available on this site.

Select language for viewing, sharing, and downloading

PARA CUIDADORES

Care For The Caregiver Resp Br Es

Atención para el cuidor

Cuando algún ser querido recibe el diagnóstico de EPOC o asma por primera vez, es posible que usted tenga una sensación de alivio. Al menos sabe por qué su ser querido ha estado teniendo tanta dificultad para respirar.

Sin embargo, esta sensación es de corta duración. La EPOC y el asma son enfermedades crónicas graves, y no usted desea ver a su ser querido incómodo ni que sus síntomas empeoren. Pronto podría sentir estrés por estar siempre atento a cualquier desencadenante que podría empeorar la EPOC o el asma de su ser querido. O quizá le resulta difícil estar alrededor de alguien que no puede dejar de toser o tiene dificultad para dormir. O puede ver a su ser querido deprimirse porque no puede ser "normal".

Es posible que de repente deba tomarse días en el trabajo para cuidar a su ser querido con EPOC o asma. Puede tener que llevar a su ser querido a la sala de emergencias o la clínica con más y más frecuencia. Es posible que deba cancelar citas y que deje de hacer sus actividades habituales debido a que tiene que cuidar a su ser querido. Esto puede hacer que se sienta irritable y cansado. También podría sentirse triste y deprimido. En resumen, podría sentirse agotado.

Recuerde: No puede cuidar a ninguna otra persona, si no se cuida a usted mismo primero.

Mire esta lista de sugerencias. No solo le brindarán una sensación de bienestar, sino que también será un mejor cuidador.

  • No descuide su propia salud. Es fácil olvidar una cita con el médico o dentista cuando está ocupado cuidando a otra persona. Asegúrese de tomar sus medicamentos y de acudir a las citas que ha programado

  • Duerma lo suficiente. Nadie puede funcionar correctamente cuando no ha dormido bien a la noche

  • ¡Pida ayuda! Sus amigos y su familia estarán dispuestos a hacer algo por usted si eso hace que se sienta mejor. Comprar alimentos. Sacar a caminar al perro. Ir a la tintorería. Estas pequeñas tareas pueden no demandarle mucho esfuerzo, pero pedirle a otra persona que las haga puede significar un descanso necesario para usted

  • Tómese algunos momentos solo para usted. No tiene que ser una gran salida de noche. Puede mirar una serie de TV o ir a ver una película. Tomar una siesta. Leer algunas páginas de un libro. Algo que sea solo para usted

  • Esté atento para detectar cualquier signo de estrés físico y emocional*. ¿Se siente cansado? ¿Experimenta dolor en el cuello o en la parte inferior de la espalda? ¿Está aumentando o perdiendo demasiada cantidad de peso? ¿Se está preocupando o se siente abrumado y solo? Si alguno de estos síntomas le resulta familiar, hable con su proveedor de atención médica

*Esta información se proporciona como conocimiento general solamente y no es asesoramiento médico. Si tiene preguntas o inquietudes, debe hablar con su proveedor de atención médica.