Working...
Este sitio está destinado para consumidores de los EE.UU.

Health Journey Support | Enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC)

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), provocada por una bronquitis crónica y enfisema, es una condición que limita la capacidad de los pulmones para que funcionen apropiadamente. Este video señala las diferencias dentro de una anatomía pulmonar normal o dañada y discute las causas, síntomas y tratamientos para la EPOC.

Keyword must be at least 2 characters long Debe introducir una palabra clave para buscar

If you are a health care professional affiliated with an employer, institution, or committee, or practicing in a state that restricts what items you may receive from manufacturers, we ask that you not accept or download any restricted items from this site. If you are a health care provider practicing in Vermont, we are required by state law to deny you permission to download any items or review any journal articles made available on this site.

Please enable Javascript
Seleccione el idioma en el que desea ver, compartir y descargar

La enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC), provocada por una bronquitis crónica y enfisema, es una condición que limita la capacidad de los pulmones para que funcionen apropiadamente. Este video señala las diferencias dentro de una anatomía pulmonar normal o dañada y discute las causas, síntomas y tratamientos para la EPOC.

Transcripción: Enfermedad pulmonar obstructiva crónica o EPOC es la pérdida gradual de la capacidad de respirar de manera efectiva. Normalmente, a medida que usted inhala, el aire circula libremente a través de la tráquea y luego a través de grandes conductos llamados bronquios, a través de conductos más pequeños llamados bronquiolos y finalmente hacia pequeños sacos llamados alvéolos. Pequeños vasos sanguíneos llamados capilares rodean los alvéolos. El oxígeno del aire que respira pasa a los capilares y luego el dióxido de carbono del cuerpo sale de los capilares y se dirige a los alvéolos para que los pulmones puedan deshacerse de él cuando usted exhale. Normalmente, las vías respiratorias y los alvéolos son flexibles y elásticos. Cuando usted inhala, cada bolsa de aire se infla como un globo pequeño. Y cuando exhala, esas bolsas se desinflan. El tabaquismo es la principal causa de la EPOC. Sin embargo, también puede ser causada debido a la exposición prolongada a otros agentes que irritan el pulmón, tales como la contaminación del aire, los gases químicos y el polvo. Si usted padece EPOC, tiene las dos afecciones principales que forman parte de la enfermedad: el enfisema y la bronquitis crónica. En el enfisema, las vías respiratorias y los sacos de aire pierden flexibilidad, lo que hace que sea más difícil que se expandan y se contraigan. El enfisema destruye algunas de las paredes de los sacos de aire, dando lugar a una menor cantidad de sacos más grandes que ofrecen menos superficie para absorber oxígeno del aire que usted respira. Los síntomas del enfisema incluyen: respiración sibilante, dificultad para respirar y opresión en el pecho. Con la bronquitis crónica, el daño causado en el interior de las vías respiratorias provoca que el revestimiento se inflame, se espese y produzca mucosidad. Usted desarrolla una tos persistente mientras su cuerpo trata de deshacerse del exceso de mucosidad. Los síntomas de la bronquitis crónica son: una tos persistente que produce una gran cantidad de moco, falta de aire y infecciones respiratorias frecuentes. El daño causado a los pulmones por la EPOC no se puede revertir y no existe una cura para la enfermedad. Sin embargo, el tratamiento puede retrasar el progreso de la enfermedad y ayudarle a sentirse mejor. Los tratamientos más comunes son: dejar de fumar, utilizar medicamentos por inhalación para abrir las vías respiratorias y reducir la hinchazón; antibióticos para la bronquitis causada por una infección bacteriana; terapia de oxígeno, para aquellos con EPOC avanzada y niveles extremadamente bajos de oxígeno en la sangre; y cirugía, tal como una bullectomía o cirugía de reducción del volumen pulmonar para eliminar los sacos de aire que no funcionan. La mejor manera de evitar contraer la EPOC es no fumar. Si usted es fumador, el dejar de fumar reducirá la posibilidad de desarrollar la EPOC. Además, puede limitar su exposición a los productos químicos, a los gases y a los polvos que pueden causar la EPOC. more...